Colección malas tierras

portadasofiarec1. Sofía Castañón: La otra hija

La hija que hemos sido, la que hemos querido ser, la que soñaron nuestros padres, la que se reinventa día a día: todas son esa otra hija que da título a este libro tierno y doloroso. Unas veces es la mirada oblicua del hermano; otras, la quietud desafiante de una fotografía; y a menudo conviven en un mismo verso la confesión de una falta y el orgullo por el saber adquirido al cometerla.
En La otra hija cabe la experimentación formal, pero no la frivolidad temática ni sentimental. Cada poema surge de un fragmento de cotidianidad (un cuadro, un eslogan publicitario, un vaso roto sobre el suelo de la cocina), y en cada poema lo cotidiano duele como una buena historia.
La otra hija evoca la protección de las mujeres épicas (Electra, Penélope, Hestia) y sobre ellas construye un universo cotidiano poblado por las heridas de la infancia y los anhelos de la madurez, muy a menudo aplazados, pero nunca del todo abandonados.

Sofía Castañón ha publicado los poemarios Animales interiores (Premio Asturias Joven 2006), Últimas cartas a Kansas (Premio Poesía Joven Pablo García Baena 2007) y Tiempu de render (Premio Nené Losada Rico 2009) así como los cuadernos Culpa de Pavlov (Premio Jóvenes Creadores del Ayuntamiento de Madrid 2008) y La sombra de Peter Pan (Ed. 4 de agosto, 2009). Está incluida en antologías como HankOver/Resaca (Caballo de Troya, 2008), 23 Pandoras (Baile del sol, 2009), Poetas asturianos para el s.xxi (Trea, 2009), Por partida doble (Trabe, 2009) o El libro del Voyeur (Ediciones del Viento, 2010).

portaalbarec2. Alba González Sanz: Parentesco

Parentesco es otra forma de hacer autobiografía. Estos poemas no trazan una línea continua del pasado al presente, sino que discurren saltando de rama en rama por la copa del árbol genealógico. En ellos caben los abuelos, las abuelas, los juguetes, los mitos de la infancia, los adornos de la casa en que crecimos. El poemario, así, es algo más que la suma de los poemas que lo componen: un trabajo de reconstrucción de la identidad a través de otras identidades indisolublemente unidas a la propia.
Reflexiva, minuciosa, irónica, mordaz a veces, la voz de Alba González Sanz encuentra en Parentesco una manera propia de dar vida a los recuerdos.

Licenciada en Filología Hispánica, y Máster en Género y Diversidad por la Universidad de Oviedo, Alba González Sanz (Oviedo, 1986) lleva años siendo un activo más que prometedor de la cultura en Asturias. Porque además de estar tras la organización de algunas de las actividades literarias más inquietas, ha ido también adelantando sus textos en revistas y cuadernos como Hesperya, Bar Sobia, Ellas Dicen, Nayagua, Lunula y Mordisco. Ha participado en las antologías ‘La edad del óxido. Antología de jóvenes narradores asturianos’ (Laria, 2009) y ’50 maneras de ser tu amante’ (Puntos Suspensivos, 2010); y en 2010 obtenía el XI Premio Gloria Fuertes de Poesía Joven con el libro Apuntes de espera, publicado por la editorial Torremozas. Ahora nos llega su última entrega con el sugerente y acertado título de Parentesco, en el que ofrece su particular autobiografía, rastreando la genealogía del alma en busca de su propia identidad. Un madurado libro que merece toda la atención posible.

portadamarmolrec3.  Ernesto Frattarola: Herido Mármol

En palabras del propio autor: “Alguien me dijo una vez, hace muchos años, que cuando uno escribe, se escribe. Y yo lo creí. Pero nunca llegué a comprender el significado profundo de esta frase como durante la escritura, entre enero de 2011 y mayo de 2012, de los poemas que hoy componen Herido Mármol. He pasado siete años de mi vida negando la piel para salvar mi alma; y solamente ahora me doy cuenta de que el alma, si es que existe, está en la piel. Herido Mármol es un poemario sobre la piel, y un ajuste de cuentas con el pasado.”

portadaanibalrec 4. Aníbal Menchaca: Circunscripción de la garrapata
Con Circunscripción de la garrapata de Aníbal Menchaca, que conforma el número 4 de la colección malas tierras, Suburbia da un paso más en el lanzamiento de valores nuevos y formas arriesgadas de entender la poesía. Circunscripción de la garrapata es un ejercicio poético por parte de Aníbal Menchaca de difícil definición que juega con el lenguaje y las imágenes poéticas conjugando un universo simbólico próximo al surrealismo con una decidida reivindicación de lo cotidiano y de la imaginería pop. Un poemario lúdico y lúcido, rodado en sensurround y emitido en cinemascope, 3-D y odorvisión.

 

 

portadaklimt
5. Carina Sedevich: Klimt


“Carina Sedevich acoge en los poemas de Klimt la vida a manos llenas”. Luisa Futoransky.
“Se atisba la poesía no como algo accesorio y ornamental sino como necesidad y problema. La palabra como daga”.
Sonia San Román.

“Una poesía que responde por sí misma, pero también por algunos que se distraen mirando lo que pasa y no escriben, presas de una fe no cuestionada, tal es uno de los sentidos posibles, necesario entre varios otros, de este libro”. Silvio Mattoni.

portadafriorec 6. Fran Gayo: Cadena de frío

Cadena de frío
es el primer poemario de Fran Gayo, co-fundador del dúo Mus en los años 90. Cadena de frío nace del cruce entre las experiencias personales de Gayo en Buenos Aires (ciudad en la que reside desde 2009) y la inevitable re escritura en la distancia de las ideas de hogar e identidad.
Cadena de frío se desliza como un líquido de sabor intenso y mutante, acre o penetrante, reptando de una condición a otra, como el agua o los estados de ánimo. De ceñir este pequeño gran libro del heroísmo cotidiano al dominio de la poesía, quedaría absuelto de toda culpa y pertenencia por no cultivar la profusión de imágenes ni buscar la pirotecnia dócil del fabricante de palabras de colores. (…) Aquí no hay alguien que escribe sobre cosas sino que escribe las cosas”. Sergio Wolf.
“Esta Cadena de frío es una bitácora de la extrañeza como base del sentimiento de identidad que se va traduciendo, poema a poema, en la no-pertenencia o en la imposibilidad (dolorosa) de pertenecer… Una bitácora escrita desde la conciencia de la enfermedad, poseída por la temperatura alterada por una sensación de fiebre crónica en el corazón de un verano hostil, que antes era invierno. (…) Ningún lector sensible puede salir sin heridas en su propia emoción de la lectura de esta autobiografía de la pieza de un puzzle complejo que ya no encuentra su encaje para construir una imagen bonita de la realidad”. Ramón Lluís Bande.

portadarec7. Laura Fjäder: Will Scarlet no era dios

Will Scarlet no era dios es el primer poemario en solitario de una de las voces más conocidas y respetadas de la poesía actual, Laura Fjäder, responsable de la exitosa Jam de Poesía Gijón. Laura es dueña de un estilo poderoso, en ella la poesía se convierte en activismo y el activismo en poesía. En Will Scarlet no era dios nos encontramos “Poema tras poema, reflexión tras reflexión. Con la sutileza directa de wolfe. la pureza olvidada de corso. nutrida directa de la poesía de calle, de bar, de plaza; la que se aleja de círculos cerrados, mentes cuadradas y personas rectas. laura relata en sus poemas tu vida, la mía, la de ellas; sin decoro, sin pretensión. dejando claro en cada página que la poesía se escribe o se sobrevive, incitando a morir en cada punto final.” Alberto Claver.

portadabichosrec8. Daniel Acevedo: Cadáveres de insectos

Cadáveres de insectos es el primer poemario del músico y compositor Daniel Acevedo, más conocido como Dani Donkeyboy. Cadáveres de insectos es la ópera prima del autor, un poemario autobiográfico, un viaje en el que Daniel Acevedo se embarca, desgranando fragmentos de su vida, un recorrido de conocimiento, de aprendizaje y de anhelo.
“Si has llegado hasta aquí habrás pasado, como yo, por todo eso, y puede que sientas algo de cansancio, pero sobre todo agradecimiento. Porque han sido unas buenas páginas, y ha sido un gran camino. Brindemos por ello”. Jorge Alonso.

 

portadayebra9. Jose Yebra: Otra lengua extinta

Otra lengua extinta es el primer poemario en solitario del poeta Jose Yebra. Dividido en tres libros: La memoria, Godless Dios y Animales casi domésticos, Otra lengua extinta recorre con maestría y pulso rítmico el pasado y el presente construyendo una poética de la cotidaneidad en la que el mero hecho de poner una lavadora se convierte en un acto de resistencia y arte.
“Sin rodeos, no vas a salir intacto de este poemario. Los poetas miran los pasos que dejan detrás de manera altiva, por encima del hombro, poetizando cada segundo que vivieron. Pero lo siento, no estamos ante un poeta. Porque lo de Jose no es poesía, es guerrilla hecha papel. Avanzar por sus páginas es escuchar, verso a verso, las bombas españolas que caían en Costa Rica que cantaba Strummer, o mirar directamente a la pupila, eternamente dilatada, del Duque Blanco. (…)
Ahora, paga el billete, o cuélate,
estás perdonado y justificado de sobra;
y si tienes espacio al fondo del ALSA
reclínate en tu asiento
y disfruta del viaje.Nayar Crespo Sánchez.

portadasonia10. Sonia San Román: La barrera del frío

La barrera del frío es el sexto poemario de la conocida poeta Sonia San Román. En él conjuga pintura, fotografía y poesía; palabra y mirada en una apuesta por entablar un diálogo entre disciplinas así como por reivindicar lo femenino en la creación artística.
“(…)Lo consigue luchando contra la culpa, esa culpa que se repite (“si has de masticar, que sea culpa”), venciendo el miedo, cruzando la barrera del frío. Porque ese no es más que otro nombre para “la nada blanda y viscosa que algunos llaman realidad” y que otros, en jerga activista, definen como techos de cristal.
Mi padre las llama la barrera del frío.
Y son también la frontera entre él y yo
(…)
Son frontera entre ellos y nosotras.

Es el techo que rompieron las artistas que selecciona para este ejercicio y cuyo trabajo desglosa su yo poético femenino, desde las mundialmente conocidas Frida y Tamara Lempicka hasta las silenciadas Maruja Mallo y Delhy Tejero.
La barrera que ella misma cruza, pero sin heroicidades y con cicatrices, tratando de mantener el equilibrio mientras hace malabarismos, asumiendo el sentimiento de culpa y las contradicciones, arriesgándose al “deporte extremo” que le supone escribir poesía, remando a veces y otras dejando remar, y buscando hermanas a las que agarrarse de la mano.
Pero cómo no hacerlo si
En los museos,
como en las bibliotecas,
como en las estatuas públicas
Sobran musas sin ropa.
Faltan creadoras.Leire Ventas

portadajorge11. Jorge Alonso: Fauna fría

Fauna fría es el primer poemario de Jorge Alonso. Dividido en dos libros: Fauna fría y El filo y la soga, es un libro breve e intenso, desgarrador y valiente, escrito con el pulso firme del que sabe lo que quiere decir y cómo lo ha de decir.
(…)He aquí un pequeño gran libro para leer y releer, porque muchas veces es en la relectura donde encontramos el porqué de cada línea. Solo una pega importante le pongo a este poemario, y es un regusto a desesperanza que se le queda a uno atravesado en la garganta cuando llega al último verso”.
Nacho Vegas.

 

portadanudosrec12. Laura Fjäder: Nudo de venas

Suburbia Ediciones edita el que es su segundo poemario con Laura Fjäder, Nudo de venas, un poemario visceral e intenso. Nudo de venas es la confirmación del talento de la autora que poseé una de las voces más intensas y personales del panorama poético nacional. “Como en una sala de espejos, Nudo de venas tiene lecturas infinitas, vidas infinitas. Es un eco de eterno retorno que descubre genealogías propias y colectivas. Nos presenta una contrahistoria que no es oficial ni masculina y que sirve como hipotexto que dialoga con cada uno de sus versos creando, a su vez, un nuevo plano de lectura y re-acción entre quienes leemos, la autora y sus genia/logadas. Frente a la genealogía tradicional normativa (donde el linaje habido de los pactos patriarcales es lo importante), se nos descubre la genealogía femenina, una nueva Ciudad —como la creada por Christine de Pizan— espacio de encuentro y redes. Disidencia desde el cuerpo y el texto, porque qué es la vida sino cuerpo vivido y palabra. Con estilo contundente Laura conversa en un imaginario propio (speculum de Irigaray) que no se reconoce en lo otro y nos da las claves para ahondar en Yo.” Emma González.

portadavicente13. Vicente Monroy: Las estaciones trágicas

Suburbia Ediciones edita el poemario Las estaciones trágicas de Vicente Monroy, uno de los valores en alza de la poesía joven en castellano. Entre el clasicismo y el pop, utilizando con maestría los recursos de las artes visuales y la plasticidad del idioma, Monroy demuestra un dominio del lenguaje capaz de crear imágenes de gran potencia y belleza. Las estaciones trágicas es un poemario ha sido concebido como un himno, un himno al amor y al verano, todo en él está dramatizado: el verano, los árboles, los sonidos, la placidez de los cuerpos, la exageración de los símbolos, la forma en que los momentos dramáticos se evitan, todo remite a un estado emocional suspendido.

Advertisements

Dexa un retruque

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

w

Connecting to %s

el sitiu de noticies de Suburbia Ediciones

%d bloggers like this: