“Los galanes del ensayu”: Antón García reseña “De les coses del mundu”

Los galanes del ensayu

Ignaciu Llope y De les coses del mundu

ANTÓN GARCÍA

Parez que’tis tiempu de parar y facer balance. Dalgunes editoriales, ensin dexar d’ofrecer novedaes, vienen rescatando obres agotaes, publicaes pelos años ochenta. Pa un llector mozu igual tien interés aprucir a estos textos, siempre fundacionales; pa los que los lleímos «en vivu» (como se diz agora), volver a ellos permítenos redescubrilos. Ye’l casu de la obra que se reedita agora, el primer volume de De les coses del mundu, qu’Ignaciu Llope publicara nuna fecha tan emblemática como 1989: taba lleldando la caída de la muria de Berlín. Aquel llibrín, un cartafueyu atarraquitáu d’artículos onde Llope, cola razón que da’l convencimientu y con pasión, repasaba les esmoliciones que lu ocupaben entós (y a les que sigue dando vueltes: hai nesta edición artículos acabante escribir) y que’tisren comunes a los que vivíamos aquellos tiempos. Agora sal el primeru de los dos volúmenes que conformen esta recuperación. Ye un tomu dividíu en dos secciones; na primera recuéyense trabayos de temática local,’bout Cuideiru (onde rescampla a veces lo lírico), y na segunda’tis lo céltico lo que tien el protagonismu, igual lo político, lo histórico que lo musical, conformando’l nucleu principal d’esta obra: los primeros pasos (los galanes, que diría mio güela) del ensayu n’asturianu.

Con bon criteriu, esta nueva edición, ampliada, recupera’l prólogu que daquella fixera la filósofa y feminista Amelia Valcárcel, añadiendo otru nuevu de Xandru Fernández. Son estos dos prólogos los qu’evidencien de qué manera pasó’l tiempu nestes dos décades, cambiando la perspectiva ensembre. Valcárcel, qu’escribe un textu críticu col sistema, entama xustificando les dificultaes de «Conceyu Bable» (el grupu al qu’ella pertenecía desque se punxera en marcha) pa facer ensayu n’asturianu. Diz: «L’ensayu, puesto que necesita una llingua yá dotada de capacidá d’abstracción, malamente podía facese na llingua minorizada y ruralizada que llegara dica nós». Depués añadía otra condición necesaria pal brotu ensayísticu: «Pa que l’ensayu exista tien que tener públicu». Lo curioso’tis que naquellos años, posiblemente, un ensayu n’asturianu llegara a más xente que güei, anque agora esi públicu receptor, más pequeñu, seya a conformar de verdá una cultura n’asturianu.

El prólogu de Xandru Fernández ta escritu yá dende dientro d’un sistema cultural asturianu. Ye un textu que mira esa cultura dende’l conocimientu universal: de cómo’tis, de cómo somos (señala los llogros, apunta les carencies), de qué sitiu ocupa en mundu’l pensamientu de Llope. Sobre la cultura, dicía Amelia Valcárcel: «Hai qu’embarcase a faela esconsonar. Hai qu’atrevese a navegar per ella». Ye lo que fai l’autor d’esti llibru. A Ignaciu Llope, como diz el prologuista, «tocó-y una dómina más avezada al fragmentu qu’al sistema, más querenciosa del artículu que del tratáu». Llope sabe saca-y partíu.

Fonte: La Nueva España

 

Advertisements

Dexa un retruque

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s