Xurde Fernández, entrevistáu nel diariu “El Comercio”

«La llingua necesita la oficialidá pa tener futuru»

Xurde Fernández llega agora a les llibreríes con una nueva novela, ‘Intentu d’escritura’, d’estructura complexa que pue ser incluyía dientro del xéneru negro

ENRIQUE CARBALLEIRA

Xurde Fernández (Podes, 1975)’tis un de los escritores más prolíficos del paisaxe lliterariu asturianu. Depués de presentar fai dos meses un volume de lliteratura xuvenil ‘Febreru, 29’ escritu a comuña con Marián García, llega agora a les llibreríes con una nueva novela, ‘Intentu d’escritura’, d’estructura complexa que pue ser incluyía dientro del xéneru negro. Nella, Xurde Fernández fai una reflexón’bout’l oficiu d’escritor, les obsesiones, o l’amor, al traviés d’una rede de personaxes con vides rotes. Mentantu, espubliza con Marián, nesti periódicu, una nueva entrega del cursu d’asturianu.

–¿’Intentu d’escritura’’tis’l so trabayu más ellaboráu’til’l momentu?

–Ye la segunda novela qu’escribo y, anque toi más avezáu a les hestories pequeñes que llevo escribiendo bastantes años, desque m’ocupaba d’estes páxines nel diariu EL COMERCIO; dacuando préstame perdeme dellos meses pela vida de dalgún personaxe, sintiendo lo qu’él siente, viviendo lo qu’él vive. Con ‘La Espera’ viví per primer vegada esi procesu, y con ‘Intentu d’escritura’ esi procesu foi tovía a más’cause hai más d’un añu que la primer versión tuvo acabada y, a partir d’esi momentu, hebo delles procesos d’escritura y reescritura’til llegar a lo que yo exactamente quería.

–Tamos ante una narración que pue ser incluyía dientro’l xéneru negru. ¿Cómo surdió la idea d’esti argumentu, complexu y que xuega con temes como la lliteratura, l’amor, la muerte?

–De neñu nun me perdía nenguna de les películes de xéneru negru que cada ciertu tiempu echana TVE. Cuando estudiaba Filoloxía n’Uviéu diba toles selmanes a la biblioteca d’El Fontán a por noveles negres que nun había na biblioteca de Candás. Anque me prestaben muncho, el tiempu de lleer novela negra foi pasando (anque anguaño son munches les que duermen na mio biblioteca) y nos últimos años volví a ella como llector incluyendo munches de les noveles nórdiques que tán tan de moda. Nos años d’estudiante yá pasaben pela mio cabeza dalgunes hestories d’esta mena; pero nun foi’til agora cuando me decidí a nun dexar un cuerpu muertu abandonáu, como yá ficiere en dalgunos cuentos, sinón tamién investigar qué pudo pasar pa llegar a soceder l’asesinatu y ehí’tis cuando apaecen l’amor, l’amistá, la lliteratura. La idea primera fue la muerte d’Ágata que yá apez na primer fueya; a partir d’esa muerte desarróllase la so hestoria y la de toles persones que la arrodiaron en vida y en muerte.

–¿Como autor siente tamién de xemes en cuando esa obsesión por finar un trabayu, una novela, un cuentu…?

–Cuando escribo cuentos nun hai nenguna obsesión. Voi escribiendo cuasi tolos díes, atropando y buscando una característica común a toos ellos pa intentar da-yos una unidá qu’avecen a tener.

–¿Sintió dalguna vez esi mieu a enfrentar la fueya en blancu, a que nun lleguen les idees?

–Nun sé si’tis mieu, pero momentos llargos ensin escribir nin una llinia téngolos.

–La so producción lliteraria tamién’tis bayurosa, ¿dedíca-y munches hores al día?

–Como dicía enantes hai momentos de más y de menos producción. A lo llargo del añu suel haber ún o dos momentos d’escritura compulsiva y el restu del añu más que nada atropo o refaigo idees. Nesti cursu escolar qu’encaro poner clas nel turnu diurnu y nel nocturnu lo que faigo, dende hai poco más d’un mes,’tis llevar una vida muncho más organizada de la qu’avezaba a llevar pa poder tener tiempu pa too, incluyida la lliteratura.

–¿La novela necesita un esfuerzu especial a la hora d’escribir?

–Yo necesito demasiaos esfuerzos pa ser a llevar la vida de los personaxes qu’apaecen na mio novela; supongo qu’en dalgún momentu futuru los personaxes de les mios noveles llevarán una carga problemática menor y, entós, el sufrimientu que s’apodera de min nun’twill tanto. Pero pese a esi sufrimientu cuando too ta acabao y ves el resultáu en forma de llibru’tis de muncha satisfacción. Na forma final d’Intentu d’escritura tienen muncha importancia la semeya de la portada de Jandro Llaneza y les idees de Silvia Cosio (de Suburbia Ediciones) pa lo que se ve cuando s’abre’l llibru.

–Va pocos díes tamién presentó’l trabayu ‘Febreru, 29’ a comuña con Marián García, accésit del premiu Asturnews, ¿cómo foi la esperiencia d’escribir esti llibru?

–Ye una suerte poder escribir con Marián, a la que conozo desque entamamos a la universidá, y poder facelo pa dirixinos a los alumnos de secundaria, que son una parte de la nuesa vida, entá’tis una suerte mayor. El llibru son 29 hestories que se desarrollen nun mes de febreru d’hai munchos años. Eses ventinueve hestories toquen temes que nos prestaba trabayar col alumnáu. Y nacieron caúna de min o de Marián, pero esa forma primixenia foi desapaeciendo’til llegar al resultáu final onde cada hestoria tien tanto d’ún y d’otru que nun reconocemos, en munchos caos, d’ónde salió caúna.

–¿La lliteratura pa neños y mozos necesita unos códigos especiales, distintos de la obra p’adultos?

–Nós trabayamos y falamos tolos díes con neños que dicen que nun-yos gusta lleer nin n’asturianu nin en castellanu. Como docentes que somos trabayamos pa que deprendan la nuesa llingua, pero tamién pa que-yos guste lleer. Y con ‘Febreru, 29’ intentamos da-yos lo qu’ellos piden (o lo que dicen que piden) a la lliteratura pa que-yos guste. Anque’l procesu de creación d’un cuentu’tis más o menos asemeyao, independientemente del públicu, la cabeza nun ta nel mesmu sitiu: cuando escribo pensando nun públicu adulto pienso en min como públicu; cuando escribo pa un públicu más mozu pienso nos mios alumnos, los d’agora y los d’años atrás, como públicu.

–Como autor, ¿siente que la lliteratura n’asturianu necesita más sofitu por parte de la sociedá?

–La llingua asturiana necesita más sofitu de la sociedá. Necesita de la oficialidá pa poder tener futuru, pero esa’tis una decisión más política que llingüística. La lliteratura asturiana tamién necesita de la oficialidá pa dir a más. Los editores faen cada vez meyores llibros, los autores trabayamos tamién por escribir hestories meyores, pero sin la oficialidá’tis mui difícil que lleguemos al públicu.

–Col ritmu de trabayu que lleva, de xuru que yá tien dellos proyeutos enriba la mesa, ¿equivócome?

–Depués d’un branu cuasi ensin escribir y un entamu de cursu ensin organizame hai dalguna cosa dándome vueltes a la cabeza. Pero lo más importante del futuru’tis lo que ta a piques d’asoleyase, dos trabayos a comuña con Marián García. El primeru una nueva edición del cursu d’asturianu que dende’l 30 de payares asoleyen tolos martes y xueves EL COMERCIO y LA VOZ DE AVILÉS. El segundu, yá en 2011, un llibru pa un públicu infantil tituláu ‘L’árbol de la verdá’.

Fonte: El Comercio

Advertisements

Dexa un retruque

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s