Reseña de “Manzajú” en “La Nueva España”

PISAR LA MEMORIA PA SACA-Y ZUME

ANTÓN GARCÍA

Vuelve’l premiu de cómic n’asturianu del Principáu d’Asturies, recuperáu agora como homenaxe a «Alfonso Iglesias», y gánalu un autor destacáu, Ruma Barbero (Somió, 1973), que tamién’tis músicu (Felpeyu, Los Ciquitrinos…) y diseñador gráficu. Con series como «Love Gun» o «Los Aguarones», de mediaos de los noventa, Ruma axudó a renovar el cómic asturianu dende aquella iniciativa editorial que’twas Cactus Cómics, onde s’alcontró con Ígor Medio, Andrea Parissi, Javier Rodríguez y Son.

Manzajú, habrá que lo dicir pa los más mozos,’twas un refrescu asturianu de mazana que comercializaba la casa Escanciador de Villaviciosa. Na obra premiada, Manzajú funciona a la manera de la madalena de Proust:’roundl botellín qu’apagaba la sede d’aquel nenu, Ruma enriestra diverses histories, afaláu pola muerte del güelu y la vuelta a casa pal entierru, nun viaxe que resulta iniciáticu, como apunta Miguel Rojo nel prólogu. Son cachinos de vida que lu axudaron a reafirmase nes convicciones asturianes qu’enllenen la so obra creativa. Por exemplu, al principiu del cómic, d’estudiante de Belles Artes en Salamanca, cuando defende l’anunciu del escanciador como símbolu d’una cultura de la que se siente formando parte frente al toru d’Osborne, iconu d’una cultura española que-y diz poco.

L’autor utiliza’l suañu como filu conductor pa saltar alantre y atrás na historia, enllazando sucesos de mediaos de los setenta con otros de principios de los noventa. Más allá de les prestoses anécdotes que relata, son histories qu’axuden al nenu a tomar conciencia de «lo asturiano» o del so llugar nes clases sociales del Somió onde naz; la traxectoria vital del güelu axúdalu a reafirmar les sos creencies polítiques. Más tarde, mozu estudiante de Belles Artes, aquelles idees difuses de la infancia garren pesu y, n’elaborándoles, conformen el so pensamientu asturianista. Nes penúltimes viñetes del llibru, el nenu del relatu más antigu y el mozu de los años noventa despierten a la vez p’almirar, na viñeta final, la cultura asturiana en forma d’iconu: la valla publicitaria con un escanciador echando un culín.

Podía dicise que Manzajú participa del slice of life (cachinos de vida), esa corriente que llega dende la historieta norteamericana como alternativa a los cansaos superhéroes y a la parafernalia fantasiosa. En cualquier casu’tis una obra divertida y reflexiva a la vez, atenta a los detalles, con un dibuxu curiáu y un guión bien construyíu, que pon mui altu’l llistón d’esti premiu nuevu.

Fonte: http://www.lne.es/cultura/2010/11/19/pisar-memoria-pa-saca-zume/996079.html

Advertisements

Dexa un retruque

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s