Pablo Antón Marín Estrada y sus relatos «contra el olvido» en El Comercio

El escritor presentó ‘Un palacio enllenu ortigues’ en La buena letra de la mano de Vanessa Gutiérrez

Cincuenta historias cortas con protagonistas cercanos en «hechos reales transformados de alguna manera». El escritor Pablo Antón Marín Estrada, colaborador de EL COMERCIO, recoge en ‘Un palacio enllenu ortigues’ su «lucha contra el olvido, el paso del tiempo y el silencio». La obra, que supone el regreso del escritor langreano a la narrativa tras un extenso bagaje poético, fue presentada ayer en la librería gijonesa La buena letra por la escritora y también colaboradora en estas páginas Vanessa Gutiérrez.

LA BUENA LETRA 020000.jpg

«Pablo Antón es una voz única. No hay otra autor en asturiano tan reconocible y personal», destacó la escritora.

Los hechos reales dan paso a la fabulación en las historias de Marín y llevan al lector a un viaje por las cuencas de su infancia y por mundos más lejanos situados en Galicia, Bretaña, el País Vasco o Portugal, «paisajes en los que me siento identificado, que conozco y que tienen similitudes al nuestro», aseguró Marín Estrada.

http://www.elcomercio.es/culturas/libros/201407/19/pablo-anton-marin-estrada-20140719001853-v.html?ns_campaign=WC_MS&ns_source=BT&ns_linkname=Scroll&ns_fee=0&ns_mchannel=TW

Crítica de “Un palaciu enllenu ortigues” por Antón García

LO MARAVIOSO DE CADA DÍA

Un palaciu enllenu ortigues

Pablo Antón Marín Estrada

Xixón, Suburbia, 2014

Si hubiera que señalar dos llibros pa resumir les expectatives abiertes pa la lliteratura asturiana a partir de los años ochenta, yo indicaría dos firmaos por Pablo Antón Marín Estrada: les entregues que publicó del so diariu, “Agua que pasa” (1995) y “Suma y sigue” (1998). Por supuestu, nun son los únicos que podíen valir como modelos, nin van ser la obra mayor d’esti poeta y narrador xenial, que tanto almiramos, pero esa contribución al xéneru diarísticu, desconocíu nesta lliteratura hasta la publicación d’esos dos volúmenes, daba la impresión de normalidá, de que llográramos la madurez creativa, una industria cultural, de que por fin tábemos dientro d’un sistema lliterariu que se podía llamar asturianu Continue reading

VERANU LLITERARIU 2014

VERANU LLITERARIU 2014

Veranu Lliterariu ye una actividá de promoción y animación a la llectura de lliteratura infantil n’asturianu, organizada pola Casa de la Llingua-Serviciu de Normalización Llingüística de Corvera, que va desarrollase a lo llargo de los meses de xunetu y agostu na Biblioteca de Las Vegas/Les Vegues.

Tala actividá, d’asistencia llibre y gratuita, consiste n’alcuentros ente escritores y tolos/es neños/es que quieran asistir; cada escritor acerca y cuenta una de les sos producciones lliteraries a los rapacinos, n’alcuentros d’una hora de duración, que poles sos característiques dan en ser distintos y únicos.

Faciendo un esfuerzu por mostrar la diversidá y pluralidá de la lliteratura infantil n’asturianu, nesta tercer edición los/es más de los/es escritores ye la primer vez que participen nella, sacando l’escritor candasín Xurde Fernández y l’escritor corveranu Berto García, que yá tuvieron presentes n’ediciones anteriores de Veranu Lliterariu.

Los alcuentros van facese tolos llunes de xunetu y agostu n’horariu de les 11:30 a les 12:30 hores. El calendariu de participación de les y los escritores ye’l que s’indica darréu:

Llunes 7 de xunetu:

Carla Perucho

Llunes 14 de xunetu:

Xuan Carlos Crespos Lanchas

Llunes 21 de xunetu:

María Xesús Guillón

Llunes 28 de xunetu:

Esther García

Llunes 4 d’agostu:

Xurde Fernández Fernández

Llunes 11 d’agostu:

Berto García

Llunes 18 d’agostu:

Marisa López Diz

Llunes 25 d’agostu:

Alberto Menéndez

Crítica de “Herido mármol” de Ernesto Frattarola, publicado hoy en su edición de papel en La Nueva España por Lauren García.

CARNE LATENTE
Herido mármol, el estreno como poeta de Ernesto Frattarola
Lauren García

Con la cercanía de un verso que tiembla y mostrándose en toda su dimensión humano se nos revela “Herido mármol”, el primer libro de Ernesto Frattarola (Barcelona, 1965). El poema del escritor catalán está enteramente ligado a la condición de mortal y se enerva frente a la resignación para posarse en el mismo cúmulo de la herida: “No bastan las arenas, los eclipses;/ no basta aquella esponja con vinagre./ Es necesaria la sangre bajo el muslo,/es necesario otro azote en los más hondo”. Toda una confesión sin medias tintas, una revelación teñida de metáforas con un llamamiento al tú y yo más deshabitado: “ser dos es el secreto de este viernes”. Así se consigue hablar de la piel en carne viva: “Árbol mudo bajo la corteza./ Madera de todos los muertos./ Vientre tenso como cuerda de guitarra”. La incoformidad ante el mundo, útil arma poética, que acaba por trascender y trasformar cada verso. La crudeza del destino es una poderosa marca a fuego lento para subrayar que “Sólo hace calor en el infierno”. El oficio de poeta encontrará a su vez su potestad y sino para hacer más plausible el camino: “No preguntes: todo está en los libros/ que escribió el arcángel con sus plumas”. La poesía de Frattarola quiere descifrar el riesgo en medio de la efímera vida desconocedora de los reclamos del retorno: “Desaparecer./ Camino seguro, guía de ciegos./ La piel ama al hierro de marcar el ganado.” La literatura es todo un eje en el que se mecen al unísono memoria y verdad. Ante la muerte nada más cabe el delicado y precipitado vuelo como única apuesta segura: “Tocaré las palabras como un dedo de dios”. Subyace un arrebato contra la vida establecida y el nulo azar cotidiano: “Te crees que esas muletas te hacen libre./ Pero te llevas el polvo de la casa”. El desarraigo es la conciencia enarbolada para subsistir y gritar al viento prohibiendo todo eufemismo tomando por bandera citas de Ángel González o Blas de Otero. Ernesto Frattarola modela un canto insumiso contra los sumideros del destino; la elección bienhallada es despegar ya que “es hermosa la espera, la caída”. El libro concluye con un poema dedicado a Eva, las referencias bíblicas se prodigan en toda la obra, y poetizando abril y noviembre sin perder un ápice de intensidad. “Herido mármol” tiene esa subjetiva y razonable exigencia que reclaman los poetas de exigirle más a la existencia.

Manual de poesía en asturiano

Berto García recopila en un libro obras de un centenar de poetas desde los años ochenta hasta la actualidad

13.05.2014 | 04:40

Berto García lee uno de las poesías de "Contra´l silenciu".

Las Vegas, Illán GARCÍA
Las Vegas, Illán GARCÍA Berto García es un poeta corverano enamorado de los versos en asturiano. Lleva toda su vida buceando entre poemas escritos en su lengua natal y tras una cuidada selección ha publicado, con ayuda de Suburbia Ediciones, un “manual” para conocer la poesía escrita en asturiano desde los años ochenta hasta la actualidad. “Es un escaparate de los últimos treinta años de poesía en asturiano, con cien autores y con referencias bibliográficas y además, con un poema de cada uno”, explica el autor de “Contra’l silenciu”, una obra de recopilación que le ha llevado más de quince años de trabajo entre libros y consultas. “Esta obra, necesaria y útil para la enseñanza, ya existiría en un país normal que cuida su lengua”, añade.
García ha seleccionado las cien obras que más le han gustado de casi la totalidad de los poetas que durante estas décadas han hecho sonetos, concatenado versos endecasílabos y romances en llingua asturiana. Nombres como Manfer de La Llera, Xosé Miguel Suárez, Ángela Carbajal, Antón García, Nel Amaro, Miguel Rojo, Nené Losada, Manuel Asur y Andrés Solar, entre otros, se unen por primera vez en una publicación que repasa la poesía y pretende reivindicar este género “contra’l silenciu”. “Este libro es mi banda sonora y permite conocer a casi todos los autores asturianos”, concluyó García. “Contra’l silenciu” salió publicado el 25 de abril.